MIÉRCOLES DE LA PRIMERA SEMANA DEL TIEMPO DE CUARESMA

Febrero 21 de 2018

  • PRIMERA LECTURA (Lectura del Libro del Profeta Jonás 3, 1-10)
    "Los habitantes de Nínive se arrepintieron de su mala conducta"

En aquellos días, vino de nuevo la palabra del Señor a Jonás: «Vete ahora mismo a Nínive, la gran ciudad, y proclama allí lo que yo te diré».

Jonás partió de inmediato a Nínive, según la orden del Señor. Nínive era una ciudad inmensa; se necesitaban tres días para recorrerla.

Jonás entró en la ciudad y caminó durante todo un día, proclamando: «Dentro de cuarenta días Nínive será destruida».

Los ninivitas creyeron en Dios, ordenaron un ayuno y todos, desde el más grande hasta el más pequeño, se vistieron con ropas de penitencia. También el rey de Nínive, al enterarse, se levantó de su trono, se quitó el manto, se vistió con ropas de penitencia y se sentó en el suelo.

Luego mandó proclamar en Nínive este decreto: «Por orden del rey y sus ministros, que hombres y animales, vacas y ovejas, no coman, ni pasten, ni beban agua. Que se vistan con ropas de penitencia e invoquen con fervor a Dios, y que todos se conviertan de su mala conducta y de sus violentas acciones. Quizás Dios cambie de parecer, se arrepienta y se calme el ardor de su ira, de suerte que no muramos».

Al ver Dios lo que hacían y cómo se habían convertido, se arrepintió y no llevó a cabo el castigo con que los había amenazado.

 

  • SALMO RESPONSORIAL (Salmo 50)

R: "A un corazón contrito, Señor, no lo desprecias."

Ten piedad de mí, Dios mío, por tu amor, por tu inmensa compasión, borra mi culpa; lava del todo mi maldad, limpia mi pecado. R.

Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, renueva dentro de mí un espíritu firme; no me arrojes de tu presencia, no retires de mí tu santo espíritu. R.

Pues no es el sacrificio lo que te complace, y si ofrezco un holocausto no lo aceptarías. El sacrificio que Dios quiere es un espíritu arrepentido: un corazón arrepentido y humillado, tú no lo desprecias. R.

 

  • EVANGELIO (San Lucas 11, 29-32)
    "A la gente de este tiempo no se le dará otra señal que la del profeta Jonás"

En aquel tiempo, la gente se aglomeraba alrededor de Jesús y él se puso a decir:

«Esta es una generación malvada; pide una señal, pero no se le dará una señal diferente a la de Jonás. Pues así como Jonás fue una señal para los ninivitas, así el Hijo del hombre lo será para esta generación.

La reina del sur se levantará en el juicio contra los hombres de esta generación y los condenará, porque ella vino desde el extremo de la tierra a escuchar la sabiduría de Salomón, y aquí hay alguien que es más importante que Salomón.

Los habitantes de Nínive se levantarán el día del juicio contra esta generación y la condenarán, porque ellos hicieron penitencia por la predicación de Jonás, y aquí hay alguien que es más importante que Jonás».

 
DOMINGO - LUNES - MARTES - MIÉRCOLES - JUEVES - VIERNES - SÁBADO
VOLVER AL MENU DEL TIEMPO DE CUARESMA
 
¿QUIENES SOMOS?
______________________________________________________
La Congregación de Hermanas Dominicas de Betania, fundada el 7 de octubre de 1957 en Palmira, Valle, Colombia; es un Instituto Religioso de Derecho Pontificio inserto en la obra evangelizadora de la Iglesia, afiliado a la Orden Dominicana. Su Carisma está inspirado en el pasaje evangélico de Lc 10, 38-42: contemplación y acción.
DIRECCIÓN
_____________________________________________________
Carrera 27 A No. 50-84
Bogotá, D.C. Colombia
(57-1) 751 04 72
domibetani@hotmail.com